Dar el salto desde el comercio tradicional al online conlleva muchos pequeños factores a tener en cuenta. El punto decisivo en muchas ocasiones, pasa por el factor “precio”, el precio de diseñar una plataforma propia para poder vender en internet. Es en esta disyuntiva donde surgen los marketplaces, cómo alternativa a la creación de un e-commerce propio.

Los Marketplaces son una solución para los pequeños comercios que quieren testear el mercado online sin tener que hacer un gran desembolso inicial y sin necesidad de tener que contratar a una empresa que se encargue de la creación de su negocio 2.0.

Los beneficios de vender en un Marketplace

Un marketplace es la solución para superar las barreras de entrada de los pequeños comerciantes al mundo digital. La venta a través de terceros es más que un simple backoffice donde poder subir productos, es una plataforma que gestiona la venta de esos productos y todos sus derivados.

De sobra es conocido Amazon, como referente de e-commerce, pero no sólo de Amazon viven los pequeños negocios, en España también existen Marketplaces 100% españoles como www.yodetiendas.com, qué no sólo se encarga de poner al servicio del comerciante una plataforma para venta, si no que también realiza todos los  procesos relacionados con la venta, promoción de los productos y distribución de los mismos al cliente final.

El valor diferenciador de este marketplace en particular es el de incluir la logística, ya que por lo general en los centros comercial online es la tienda física o el propietario de los artículos los  que se encargan de mandar el producto al comprador online.

Los Marketplaces cobran una comisión (previamente acordada) por cada producto vendido, con lo que los costes iniciales de montar una tienda propia se reducen drásticamente. Si tu producto se vende tu pagas, si tu producto no se vende no pagas y habrás podido testear el mercado para ver si realmente hay público online interesado en tus artículos.

El CEO de yodetiendas nos explica que en este marketplace no sólo hay artículos de pequeños comercios que quieren probar su salto al mundo 2.0, si no que también tienen productos de tiendas online ya existentes que desean obtener una mayor difusión y promoción a través de ellos.

Cómo veréis las opciones para comenzar la venta en internet son variadas, sólo hay que saber cuáles son los objetivos de nuestro negocio online y elegir la opción correcta. Tienda propia, marketplace, dropshipping o alquiler de tienda online.