Es evidente que el Internet es una pieza clave hoy en día en nuestras vidas y que nadie se imagina vivir ya no sólo sin un móvil con Internet en la mano todo el día, sino sin Internet en casa. Es algo imposible y es por ello que la gente tiende a contratar tarifas de fibra óptica o ADSL muchas veces sin comparar y por necesidad consumista. Hoy vamos a hablar del ADSL más barato del mercado, en el cual hablaremos de las diferencias y similitudes entre el ADSL y otro tipo de conexiones que hay hoy en día.

Podemos encontrar tres tipos de conexión a Internet hoy en día:

  • Internet por Cable
  • ADSL
  • Fibra óptica

El Internet por cable es el más antiguo de todos y está prácticamente obsoleto ya que a nadie le gusta tener que estar con el ordenador pegado al router para poder estar conectado a Internet y además no poder hablar por teléfono a la vez si se tiene la misma línea. Es algo realmente incómodo que en su día fue la novedad, y que está cerca de la absoluta desaparición a pesar de que se trate de una conexión a internet barata.

El ADSL es lo más extendido ya que es realmente cómodo e incluye poder usar el Wi-Fi, lo que viene siendo la conexión inalámbrica de Internet. Tiene precios muy económicos y una cantidad de megas muy buenas. Lo malo es que el ADSL tiene desventajas como sobrecalentamientos, necesidad de resetearse en ocasiones y si sucede algo en la centralita de la compañía, tu Internet no irá hasta que no la arreglen.

La fibra óptica gana por goleada los otros tipos de conexión mencionados anteriormente pero tiene dos problemas, el primero es como es un producto nuevo, tiene un precio superior al cual no todo el mundo puede obtener, y el otro, que actualmente en España no todo el mundo tiene cobertura para la fibra óptica. Esto se soluciona llamando a las compañías de telefonía y preguntando acerca de la cobertura que tiene tu piso.

Queda claro que el ADSL es el sistema más barato a día de hoy a la hora de contratar una línea de Internet. Tiene, como todo, sus ventajas y desventajas pero sigue siendo un tipo de conexión tan eficiente como el primer día.