El e-learning o formación online, va camino de convertirse en la forma más eficaz de formación interna para las empresas. Entre los casos de resultados más satisfactorios se encuentra Bizpills, el grupo empresarial que se ha convertido en referente a nivel nacional en la implantación de proyectos tecnológicos de e-learning para Recursos Humanos.

Esto además convierte al e-learning en un producto más que puede comprarse y venderse desde el e-commerce.

Pero, ¿cuáles son las novedades y ventajas que merecen que adquiramos un paquete de e-learning con Bizpills?

Plataforma de gamificación Quizfit

En primer lugar, la variedad de posibilidades. En Bizpills esto se traduce en 4 herramientas diferentes: OKN, B-Talent, Hi-Impact y Quizfit. Nos detenemos en esta última, ya que es un claro ejemplo de plataforma de gamificación. Este innovador sistema de e-learning permite ofrecer una formación más dinámica y entretenida gracias a las dinámicas de juego, una tecnología renovada y un programa totalmente personalizable.

Las herramientas de gamificación, está comprobado que mejoran la motivación de los participantes, facilitan un aprendizaje más eficaz y rápido, a la vez que posibilita una monitorización de todo el proceso desde el departamento de Recursos Humanos, encargados de la supervisión y personalización de la plataforma.

Además, si adquieres en e-commerce la plataforma de e-learning con Bizpills, Quizfit, es posible no sólo desarrollar un proyecto de formación, sino también eventos o complementos de formación.

El rol del diseño gráfico

Otra de las novedades de los nuevos programas de e-learning es el componente de diseño gráfico.

En primer lugar, los nuevos diseños de herramientas como las de e-learning con Bizpills utilizan unos colores más llamativos e intensos, que no sólo atraen, sino que mantienen la atención de los profesionales.

Asimismo, a una buena plataforma hay que exigirle una buena infografía: diagramas y representaciones visuales, que de un vistazo generen memoria fotográfica en los usuarios. Esto está relacionado también con la superioridad de las imágenes y vídeos, frente a los textos, dentro del mundo de la formación en general, y el e-learning en particular.

El objetivo de las empresas de e-learning es convertir al usuario en el sujeto activo de la formación.