La home page.  Escaparate principal de nuestra tienda online. Es evidente la importancia que tiene la home page en la tienda online. Pero no sólo del escaparate puede vivir un negocio ¿Es rentable dedicar tantos esfuerzos a mejorar la home page?

Para poder respondernos a estas preguntas veamos qué debemos plantearnos

¿Cuál es nuestro público objetivo?

Antes de pensar en diseño de la página ¿ya tienes claro cuál es tu público objetivo? ¿Conoces qué les motiva a comprar o a quedarse “escuchando” tus propuestas?

Es sorprendente ver como hacemos “análisis” de usabilidad de tiendas muy famosas pero que puede que estén enfocadas a “targets” totalmente diferentes del nuestro.

Si los mensajes que lanzas no van destinados al público objetivo tenemos un serio problema. Si los mensajes intentan convencer a todo el mundo (diferentes targets) tendremos dificultades para persuadir.

Recuerda. La Gente no “estudia” tu home page.

Los visitantes de un eCommerce somos muy “ansiosos”, la oferta de tiendas es inmensa. Hay cientos de escaparates. Hay que convencer en escasos segundos. Quítate de la cabeza que el cliente va a estar mirando tu página de inicio como si se tratase de una obra de arte. Hay que ofrecerle de una forma muy gráfica y dinámica información relevante que le ayude a decidir si está en la tienda correcta.

¿Conoces tus ventajas competitivas? Piensa en ellas y déjalo clarito en la home  de tu ecommerce. Si esas ventajas son apreciadas por el visitante la misión principal de la home page se ha completado con éxito.

La rutas de entrada de los clientes son impredecibles.

Asúmelo, no eres Amazon, ni El Corte Inglés, ni Pixmania. Es difícil, a no ser que estés gastando una millonada en publicidad, que la gente recuerde exactamente como se llama tu tienda. En la red solemos estar buscando una solución concreta o un producto concreto.

Para ello, lo habitual, es utilizar algún tipo de buscador. Y el buscador, con suerte, responderá mostrando alguna de las urls de tu producto, post, guía técnica, noticia, comentario, etc. No tenemos una puerta principal de entrada a la tienda. Tenemos cientos de posibles accesos. Cuantos más accesos mejor. Cada una de tus páginas indexadas es una ruta de entrada posible.

Reflexiona sobre dónde debes hacer el esfuerzo real de “persuasión”. Cada una de las posibles entradas de la tienda online tiene y debe convencer al cliente potencial.

Hay que apoyarse en la analítica para tomar decisiones de usabilidad. Es la forma de escuchar a tus clientes.