La revolución tecnológica rompió esquemas en todos los campos, incluso en el de la creatividad, volviendo accesible el arte a millones de personas, dando paso abierto al trabajo de muchos artistas.

En particular, la fotografía fue uno de los campos más beneficiados, pues se abrieron diversos portales para dar a conocer el trabajo de estos profesionales. Sin embargo, también es necesario precisar que este campo ha sido golpeado por esta misma libertad nunca antes vista.

Es así como el éxito masivo y el plagio se convirtieron en dos elementos con los que millones de fotógrafos han tenido que lidiar cuando su trabajo es expuesto en la red.

Si tú eres un fotógrafo por afición y has capturado momentos inolvidables, pero  tu trabajo está guardado en un disco duro. Es momento de sacarlo a la luz e incluso de convertirlo en una inversión rentable.

Vender fotografías por Internet es una excelente oportunidad, no solamente para incrementar tus ingresos, sino también para dar rienda suelta a tu imaginación y compartir tu visión del mundo masivamente.

Pero no se trata solamente vender por vender. Para poder capitalizar tu trabajo debes tener en consideración algunos requerimientos indispensables, los cuales es preciso que revises  aquí.

Vale mencionar que las agencias de microstock, mejor conocidas como banco de imágenes representan una excelente opción para comenzar a capitalizar tu trabajo como aficionado a la lente; así como también para hacerte de un nombre.

Estas agencias funcionan de la siguiente manera: primero debes registrarse en su plataforma para poder acceder al sistema, una vez aprobado dicho registro podrás comenzar a subir tus fotografías, las cuales serán revisadas tomando en cuenta ciertos criterios como: la calidad de la imagen, resolución y el tema de la misma.

Una vez revisadas y aprobadas tus imágenes formarán parte de dicho banco y estarán a disposición de millones de usuarios para cualquier tipo de actividad comercial. Es importante recalcar que el cobro de dicha imagen depende de los términos y condiciones que el banco de imágenes tenga en consideración.

Un consejo muy importante que debes tomar en cuenta, sobre todo si quieres que tus imágenes sean exitosas es que cierto ramo de la actividad comercial tiene peculiar inclinación por cierto tipo de fotografías entre las que destacan: fotografías alusivas a ciertos oficios (oficina, taller), fotografías deportivas, fotografías de viajes (lugares emblemáticos)  y fotografías de temporada (Navidad, San Valentín, etc.)

Antes que nada debes considerar que la calidad de tu imagen hablará de tu trabajo profesional y de la visión que tengas del mundo; por ello siempre debes procurarla en tus fotos.

No importa si eres un fotógrafo profesional o amateur, Internet es una ventana abierta  para darte a conocer globalmente, a la vez que compartes con el mundo los instantes memorables que haya capturado tu lente.

Recuerda que una imagen vale más que mil palabras, y encontrarte en el lugar con las personas y en le momento indicado, puede ayudarte a capturar el instante preciso.

El valor de una imagen no radica en el tipo de lente que la captura, sino en el instante que logra volver eterno y en las emociones que ésta provoque en el espectador.