Para detectar a tus clientes más rentables además de analizar su frecuencia de compra y del ticket medio, deberás tener en cuenta otros  factores importantes como son el margen de beneficio y su recorrido en el futuro.

Para calcular el margen de beneficio o margen bruto, deduce la diferencia entre lo que te cuesta un producto y el precio al que lo vendes.

Hay clientes que solo  compran en promociones y  parecen menos rentables que los que comprar habitualmente, pero cuidado,  estos cliente dan volumen y  en muchos casos  permiten que salga rentable otros servicios como cargar un camión de envío, por ejemplo.

También  hemos dicho que es importante conocer el valor del ciclo de vida del cliente o cuota de cliente.

Muchas empresas hacen cálculos a partir de encuestas de INE, esto les permite hacer un estudio evolutivo y conocer el valor real del cliente, así deciden si les interesa invertir en él o no. También con estos datos, estudian el margen al que están dispuestos a renunciar a cambio de conseguir más volumen.

Como ves, analizar el comportamiento de los clientes te permitirá establecer los cambios necesarios para  potenciar tu empresa al máximo.

Gracias por compartir esta información en redes sociales