Desde hace unos años todos vamos experimentado  cambios de hábitos a la hora de obtener información sobre un producto que queremos comprar o  a la hora de contratar un servicio.

Ya no nos conformamos con fichas descriptivas que expliquen detalladamente la particularidad y  modo de uso, sino que  queremos conocer también las experiencias y comentarios de otras personas que se han sentido interesadas también.

La experiencia social  e interactiva en internet, especialmente si las personas forman parte de nuestra red de amigos o conocidos,  será lo que provocará “la compra social” y este será uno de los ejes en los que cada vez tendrás que trabajar más  para cerrar el círculo que se configura entre tus usuarios-clientes y sus amigos.

Tener en cuenta el concepto de “social commerce” será importante a la hora ofrecer tus productos,  ya que cuando un cliente contacta para recibir un servicio, pedir información o realizar un compra, el resultado de esa experiencia, será la que traslade a los demás, si lo recomienda o no  a otras personas, si lo aconseja o no a alguien o si es un amigo, éste  se dejará influenciar por su opinión.

 Por esto es importante  cuidar  siempre el trato con los clientes a la hora de ofrecer nuestros servicios  y sobre todo  si lo hacemos a través de la red.

Si te ha gustado esta información compártela en tus redes sociales.