Muchas personas desean liberarse de la dependencia de las empresas en que trabajan para lograr una independencia laboral y, por qué no, económica.

Pero, la tarea de independizarse es dura, difícil y a veces sin retorno. En el momento de la independización dejaremos de lado una zona de comodidad con un salario fijo y pasaremos a una zona de inestabilidad, pero con muchas más oportunidades.

El pensar en ser tu propio jefe, tener el negocio que siempre soñaste y llevarlo a cabo es algo muy diferente, generalmente no es algo tan sencillo, la mayoría de los emprendedores fracasas en al menos sus primeros intentos.

Para ayudarte a transitar las primeras etapas compartimos estos consejos, a fin de ayudarte a tomar las decisiones más importantes para tu emprendimiento.

¿Qué debo considerar para independizarme?

  • Posee objetivos claros por lo que quieres independizarte
  • Antes de renunciar a la empresa, investiga si cuenta con oportunidades que te permitan convertirte en un intrapreneur (Emprendedor dentro de la empresa) lanzando una unidad de negocio o emprendimiento dentro de la empresa o patrocinada por ella.
  • Si tienes la oportunidad de ser intrapreneur, no lo desaproveches, el riesgo de fracasar disminuye notablemente.
  • De preferencia, trata de buscar emprendimientos en algún nicho de mercado en el que tengas experiencia previa, busca en sitios como infojobs.net para analizar las oportunidades del momento.
  • Realiza un plan de negocios para planificar las primeras etapas del emprendimiento.
  • Involucra a gente cercana y de confianza para que te ayuden en tus planes, ya que requerirás mucho apoyo para recorrer el camino del emprendimiento.
  • Comparte tus ideas con personas para obtener una retroalimentación y poder realizar ajustes a tus ideas.
  • Busca a un mentor con experiencia para que te acompañe hasta que tus ideas se consoliden.
  • No te lances en un emprendimiento si no posees un plan financiero, recuerda que debes sobrevivir un tiempo sin ingresos fijos.
  • Realiza una lista de los gastos fijos y los ocultos, como el seguro de vida, gastos médicos, telefonía, entre otros para saber con cuanto capital debes contar en el momento de independizarte.
  • persistente y paciente, no renuncies en el primer tropiezo.